La primera mujer futbolista que jugó con hombres

Como sabes, hoy día hay dos ligas de fútbol, la masculina, a la que le dan mucho bombo y platillo, y la femenina, que parece un segundo plato. Los hombres juegan con hombres y las mujeres con mujeres. Pero, ¿y si te decimos que en España una mujer llegó a jugar en la liga masculina? Ella fue la primera mujer futbolista de España, y la primera en jugar con hombres.

Anita Carmona Ruiz, Nita para los amigos y en el terreno de juego, nació en 1908 en Málaga. Le encantaba jugar al fútbol y la tenacidad que puso hizo que jugara infiltrada en los clubes de fútbol. Nadie podía saber que ella era una mujer.

Para ello, lo que hacía era disfrazarse de hombre. Todos creían que era un hombre. Y para hacerlo, supo que no valía con un cambio físico (cortarse el pelo, disimular con vendas su pecho, adoptar un seudónimo, etc.) sino también utilizar la mentalidad machista de esa época.

Ella era la menor de cuatro hermanos y solía jugar con ellos en las explanadas del muelle de la dársena malagueña. A pesar de que su familia no estaba de acuerdo con su afición, ella consiguió participar en los partidos juveniles que se celebraban cerca del cuartel de artillería de su barrio y, poco después, se vinculó con el Sporting. Al principio lo hizo como ayudante del masajista, para ayudar a lavar la equipación del equipo pero, también, jugando algunos partidos (los que no se jugaran en Málaga).

Todos la ayudaban a ocultar su sexo (para que nadie supiera que era una mujer futbolista), aunque tuvo la mala suerte de que los equipos rivales la denunciaron y, para no entrar en la cárcel, tuvo que huir al pueblo. Pero no te creas, que allí también pudo jugar al fútbol hasta mediados de los años 30, época en que comenzó la Guerra Civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *