caseta metálica

Instalar una caseta metálica, ¿cuáles son los pasos?

Hay momentos en los que la cochera, el sótano, o esa habitación en la que metes de todo, dice “basta” y no cabe nada más. En esos momentos, instalar una caseta metálica de jardín se vuelve la salvación a tus problemas. ¡Mas sitio donde guardar cosas! Pero claro, puede que no se te dé bien eso de montar, o que pienses que es demasiado caro. Aunque lo cierto es que no.

En Deco and Lemon saben lo importante que es tener espacio de sobra para todas tus cosas. Y nosotros sabemos que no todos nacemos como manitas, y a veces necesitamos un libro de instrucciones donde nos den los pasos para instalar una caseta de jardín y que no se derrumbe con un soplido (como el del Lobo Feroz). ¿Te echamos una mano?

Los pasos para instalar una caseta metálica

Ahora que te has decidido a poner una caseta en tu jardín, toca ponerse manos a la obra. Ya no te puedes echar para atrás. Por eso, aquí van los pasos que necesitas dar. Y desde ya te decimos que no son tan complicados como puedes esperar, así que seguro que, después de construir una, tienes “mono” de hacer más cosas con tus manos.

Paso 0: ¿Dónde están los materiales?

Sí, ya piensas en instalar la caseta metálica pero… ¿y la caseta en sí? Pues sí, no solo te hace falta eso, sino también otras herramientas imprescindibles y que debes tener a mano (en Deco and Lemon las puedes conseguir). Estas son:

  • Un destornillador. Puede ser uno eléctrico, que así trabajarás menos.

  • Cinta métrica.

  • Martillo.

  • Superficie adecuada para la caseta. Sobre todo si no la tienes en tu jardín.

  • La caseta de jardín metálica. Imprescindible, ya que sin ella no podrás construir nada.

  • Una escalera.

  • Guantes y otros sistemas de protección (gafas, cintas, zapatos, mono…).

  • Nivel.

Paso 1: Empezar por la base

Ahora tienes que empezar por la base, es decir, colocar una superficie adecuada para instalar sobre ella la caseta metálica. Una vez la tengas, empieza a formar la base de tu caseta, es decir, a sacar los listones rectangulares que dan la estructura de la caseta. Así, tendrás un cuadrado o un rectángulo hecho.

Un consejo. Intenta con el nivel verificar que la base está nivelada, ya que de esa forma no tendrás problemas con la caseta (y es más complicado desmontarla y volverla a montar después por ese fallo).

Paso 2: Ponemos las paredes

Una vez está la base, hay que empezar a colocar los paneles laterales. Recuerda fijarlos con los tornillos adecuados para que no se caigan ni se rompan. Eso sí, no te pases atornillando o puedes pasar el tornillo y entonces no sostendrá bien la pared.

Paso 3: Construimos el tejado

No, no necesitas ponerte ahora a hacer cemento. Pero sí tendrás que poner el tejado de tu caseta de jardín metálica. Para hacerlo, necesitarás unas escaleras que te ayuden a llegar a todo lo alto. Eso sí, la seguridad ante todo. Si ves que no estás muy estable, pide ayuda a otra persona para sostener la escalera o para ayudarte a terminar de montar tu nuevo almacenamiento.

Paso 4: La puerta a tu nuevo almacenamiento

Ahora que ya tienes montado todo, queda poner la puerta que protegerá todo aquello que metas dentro de la caseta.

Es lo más sencillo de hacer, por lo que no te llevará demasiado tiempo.

En total, el tiempo que tardas en hacerlo es de 2-3 horas, quizá menos dependiendo de las manos que te ayuden a instalarla. Pero hay que tener paciencia a la hora de construirla para que no haya ningún error.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *