pared

3 maneras de tener paredes funcionales

Las paredes delimitan espacios. Son lienzos donde exponer cuadros o cualquier otro tipo de decoración e iluminación. Pero, ¿por qué no pueden ser también funcionales?

Hay formas de conseguir que una pared se convierta en esa pizarra que cuelgas en ella, o incluso en el corcho de pared que has colocado para fijar los papeles. Y sin tener que perder espacio de la habitación, lo cual, en estancias pequeñas, es un plus.

Una pared con un objetivo diferente

Cuando utilizas una pared para una pizarra o para un corcho, esta se vuelve funcional. Sin embargo, esos elementos que colocas pueden formar parte por sí mismos de la pared. ¿Te apetece que te hablemos de ello?

En el mercado hay opciones para las paredes que te evitan perder centímetros en tus paredes para obtener el mismo resultado. En concreto, tienes:

1. Pizarras adhesivas

Pizarras adhesivas

Una de las primeras opciones que tienes son las pizarras adhesivas, unas láminas negras o blancas que se fijan a la pared de la habitación y sobre las cuales puedes escribir y luego borrar.

Hay de múltiples tamaños y también puedes juntar varias de ellas para abarcar la totalidad de la pared. Además, se limpian fácilmente.

Eso sí, requieren de unos bolígrafos especiales para que puedan borrarse, no se puede utilizar cualquiera.

2. Corcho de pared adhesivo

paredes de corcho

Si lo que usas son notas que necesitas tener a mano y visibles, tienes la opción de colocar corcho de pared adhesivo donde será más fácil ponerlas. Aun hoy día se utilizan, no solo en colegios, sino en múltiples sitios: conserjerías, empresas, despachos, habitaciones de estudio, bibliotecas, etc.

Comprar corcho es barato, tiene múltiples beneficios como el insonorizar o la posibilidad de crear diferentes diseños con lo que se cuelgue en él. Además, podrás utilizarlo durante mucho tiempo y puedes clavar y desclavar sin que se note en la superficie.

El corcho de pared puede ser ideal para oficinas, paredes de escuelas infantiles, colegios o institutos, e incluso en los hogares.

3. Pintura lavable

Para aquellos que no quieren tener paredes diferentes en una misma estancia, puedes pintar con pintura lavable. De esta manera, puedes escribir en ellas con la seguridad de que después se borre fácilmente.

En principio algunas tintas serán algo más complicadas de quitar que otras, pero todas ellas saldrán.

Como ves, hay opciones donde elegir, ya dependerá del tipo de uso que quieras darle a las paredes. ¿Te animarías a colocarlas todas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *