TATUAJES EN MASCOTAS

Tatuajes en mascotas, los peligros de esta estúpida moda

Las modas son como las olas del mar: van y vienen frecuentemente. Algunas resultan un poco más extravagantes que otras, pero al final, en ambos casos terminan siendo lo mismo, es decir, una moda. Precisamente esta particular extravagancia de ciertas modas ha conllevado recientemente al establecimiento de una costumbre que no merece otro apelativo sino el de “estúpida”: hacer tatuajes a las mascotas. Y si, con tinta indeleble, la misma que utilizan para las personas.

¿Extraño cierto? Y además de eso, una práctica que acarrea serios peligros de salud para las mascotas. Sin embargo, esta moda ha alcanzado impresionantes niveles de expansión e incluso grandes tasas de aceptación, desconociendo todos los riesgos a los que se exponen las mascotas, en especial a los perros.

¿De dónde surgió esta idea de plasmar tatuajes sobre la piel de las mascotas?

Aunque la etimología exacta de esta curiosa práctica se desconoce por completo, los primeros indicios de tatuajes en mascotas se remontan varios años atrás. Incluso en 2017, por ejemplo, la rusa Elena Ivanitckaya posteó una imagen a través de sus redes sociales en la que se muestra su mascota, un gato esfinge, con un prominente tatuaje sobre la zona pectoral. Ivanitckaya estimó que tomó esta decisión partiendo del interés de que su mascota fuese única.

Tras unos pequeños focos de infracciones respecto al mismo tema, a principios de 2020 varios medios tailandeses difundieron la imagen de un chihuahua anestesiado. El dueño del perro subió las fotos a su perfil de Facebook y despertó una ola de críticas que le indujeron a borrar la publicación en poco tiempo. Sin embargo, ya el animal había sufrido irremediablemente las consecuencias de la “maravillosa” idea de su propietario.

TATUAJES MASCOTAS
Tatuar a las mascotas se ha vuelto una frecuente y terrible moda (Foto de YouTube)

¿Por qué plasman tatuajes a las mascotas?

Las opiniones respecto a esto varían según la percepción de cada dueño. Por ejemplo, en Carolina del Norte, Estados Unidos, un tatuador profesional decidió dibujar figuras sobre el vientre de sus dos perros pitbull alegando que de esta manera se le haría más fácil reconocerlos en caso de que se perdieran. Otros tantos, como la rusa Ivanitckaya, lo hacen simplemente porque consideran que así otorgarán factores diferenciales a su mascota.

Sin embargo, también están presentes los tatuajes de reconocimiento médico. ¿Cuáles son estos? Pues bueno, millones de veterinarios aplican esta modalidad en sus pacientes caninos, por ejemplo, para tapar marcas o cicatrices de algún proceso operatorio. En algunos centros de entrenamiento policial de unidades caninas utilizan pequeños tatuajes de enumeraciones para identificar a los perros del albergue.

De hecho, los tatuajes son una modalidad aceptada para identificar animales, no solamente a los de estirpe doméstico y se perfila como una técnica promovida por el grupo de Personas a Favor del Trato Ético hacia los Animales (PETA, por sus siglas en inglés). Aunque también se trata de marcas indelebles sobre la piel, generalmente no son modelos extravagantes y cumplen únicamente el rol sanitario.

TATUAJES EN MASCOTAS
Aunque los modelos pueden lucir llamativos, acarrea serios peligros para la salud de tu mascota (Foto de Pinterest)

¿Qué peligros acarrea esta terrible moda?

En primera instancia, los dueños corren el riesgo de ser denunciado por organizaciones defensoras para los derechos de los animales. Indiferentemente de que lo estés realizando con fines “objetivos” o de identificación, si decides tatuar a tu mascota te vuelves propenso a enfrentar demandas por maltrato animal. Así no lo hayas hecho con intenciones de lastimarlo, su cuerpo y pelaje sufren mucho durante la sesión de tatuaje. En cuanto a esto, los organismos competentes estiman que las personas pueden decidir que hacer con su cuerpo, pero no con el de su mascota.

En segundo lugar, muchas mascotas (perros y gatos específicamente) presentan tejidos de piel sumamente blandos y sensibles, por lo que someterlos a una sesión de tatuajes podría ser una verdadera tortura para ellos. Un estudio científico veterinario estipuló que además de ello, las heridas del tatuaje serían propensas a abrirse en cualquier momento o ser lamidas por el animal, generando un proceso de infección sumamente peligroso.

Y por último, incrementa las posibilidades de que la mascota sufra nuevas enfermedades a futuro relacionadas con la piel, e incluso, en la zona intestinal si logra colarse algún vestigio de la tinta utilizada. Y si se trata de un perro pequeño cuyo sistema cardiovascular es frágil, estar anestesiado durante varias horas, podría causarles un infarto fulminante.

GATOS CON TATUAJES
Los gatos también han sido víctimas de esa forma de maltrato animal (Foto de Cienradios)

No, no es “arte” hacer tatuajes a tus mascotas

Indiscutiblemente las piezas plasmadas quizá luzcan espléndidas y otorguen ese carácter diferencial que quisiste emplear en tu mascota. Pero la recomendación general es que por nada del mundo intentes formar o continuar formando parte de esta estúpida y peligrosa moda. No es “arte” hacer sufrir a un ser vivo simplemente por un capricho. El arte está vinculado con la sensibilidad y el hacer sentir bien a otros, y por supuesto, un tatuaje para mascotas es todo lo contrario.

Si lo que deseas es un factor diferencial o identificativo para tu mascota, fácilmente puedes recurrir a comprarle algún collar o cadena con su nombre plasmado. Puedes encontrar también conjuntos de ropa canina, por ejemplo, y colocarle diariamente una pequeña camisa representativa. Incluso, si quieres seguir con un estilo “extravagante”, puedes hacer algún corte de cabello que te deje en claro que se trata de tu perro en caso de extravío.

PERRO TATUADO
Tatuar a tus mascotas NO es una forma de arte (Foto de Tatuajes y Algo Más)

Recuerda también algo: las modas van y vienen. Y aunque esta tiene años asentada entre la sociedad, se ha convertido en una actividad frecuente en tiempos recientes y tú debes fungir como patrón de cambio. Las mascotas son y serán siempre leales incondicionalmente. Entonces no les lastimes por cumplir un simple capricho.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *