Una ballena varada, ¡explota!

De vez en cuando, en la televisión sale la noticia de que una ballena, o similar, ha quedado varado en la playa. En esas situaciones, son muchos los que intenta ayudar para salvar la vida del animal.

Y es que, una ballena, o cualquier pescado, fuera del agua, no puede vivir y acaba muriendo. Pero, en el caso de este animal, por su tamaño, es más complicado ayudarla. Por eso, la rápida actuación es importantísima.

Ahora bien, algo de lo que no suelen hablar en las noticias, es que las ballenas explotan. ¿No lo habías oído nunca?

¡Cuidado, la ballena explota!

Cuando una ballena no puede ser ayudada y termina falleciendo en la playa, su cuerpo empieza a descomponerse pero, por dentro, los jugos y ciertos materiales, siguen vivos y provocan una reacción importante, de desechos, que, si no se detiene a tiempo, hace que el cuerpo del animal se hinche.

Y por hincharse, llega a reventar, de ahí que explote.

De hecho, no estamos hablando de algo poco común, ha ocurrido ese resultado en varias ocasiones a lo largo de la historia. Quizás, el más sonado, sea el que ocurrió en pleno centro de una ciudad, donde, al transportarla para analizarla, el animal explotó cuando lo llevaban por la carretera manchando calles, fachadas y personas.

Es por eso que, muchas veces, los expertos, al fallecer la ballena, la abren en canal para evitar que se produzca esa reacción y que no vaya a hincharse ni a explotar en la playa o en cualquier otro lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *