POCAHONTAS 2

La verdadera historia de la princesa Pocahontas

Pocahontas es una de las películas de princesas más famosas y bonitas de Disney. Estrenada en el año 1995 bajo el seno de la producción ejecutiva del gigante creado por Walt Disney, la historia de esta hermosa princesa indígena cautivó a millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, es importante y trascendental saber lo que se esconde tras la historia real de la verdadera princesa que inspiró al largometraje. ¿Te animas a saberlo? ¡Enhorabuena! Has llegado al sitio ideal para ello.

Pocahontas: la realidad detrás del mito

La cinta que estrenó Disney ante la audiencia en 1995 narra la historia de una jovencita indígena llamada Pocahontas, quien se enamora perdidamente de John Smith, un inglés que tuvo protagonismo en el conflicto registrado entre los colonos británicos y algunos pueblos indígenas de Norteamérica. Bastante romántica, hermosa y convincente hasta este punto ¿no crees? Bueno, pues lamentamos decirte que la historia real dista muchísimo de lo que se plasmó en el largometraje animado.

Pocahontas si existió, pero su vida y destino final fueron absolutamente distintos a lo producido por el equipo de cineastas y productores de Disney. Aunque claro, no es algo que se le reproche a la compañía ni mucho menos, partiendo especialmente de que la historia estaría destinada especialmente al público infantil. Por lo tanto, es obvio que no resultaría ideal ni factible dejar evidencia de escenas crudas ante los infantes.

POCAHONTAS 1
La historia plasmada en la película de Disney dista mucho de la historia real de la princesa Pocahontas (Foto de El Intransingente)

Entonces, ¿quién fue la verdadera Pocahontas?

Como te hemos dicho antes, esta princesa si existió, aunque tuvo una vida absolutamente distinta a la que se muestra en la película. La mujer indígena que inspiró la historia de Pocahontas nació hacia el año 1595 y su verdadero nombre era Matoaka. Sin embargo, desde muy pequeña sus familiares y demás integrantes de la tribu a la que pertenecía empezaron a llamarla ‘Pocahontas‘. Según la lengua nativa, dicho término significaría “niña traviesa” o “niña maleducada”.

Matoaka era además la hija mayor de Wahunsonacock, un respetado y autoritario jefe indígena al que los colonos ingleses llamaban ‘Powhatan’. El nombre que adoptó el padre de Matoaka por parte de los ingleses se debía a que esa el nombre oficial de su pueblo: Los Powhatan. Según establece la historia norteamericana, la tribu de Powhatan y Matoaka provenía del norte de Florida, aunque sus asentamientos oficiales estaban en otras regiones del país. Todo indica a que la ubicación geográfica ‘exacta’ de los Powhatan, era lo que hoy se conoce como Virginia y Maryland.

POCAHONTAS 2
Su verdadero nombre era Matoaka y era la hija de un autoritario jefe indígena norteamericano (Foto de Upsocl)

Relación de Matoaka con los colonos ingleses

Al ser los años de conquista inglesa y unificación de distintos territorios y etnias indígenas entre sí, se creó una comunidad llamada Tsenacommacah, en la que convivían distintas tribus de manera paralela a lo largo de las 200 aldeas dispuestas por el territorio. El líder de la comunidad era un colono ascendido al cargo de ‘jefe local’ que transmitía a sus gobernados la autoridad y el poder de manera absolutista.

Este jefe comunal es que era fiel a su afirmación de que el poder se podía transmitir solamente de manera matrilineal. Por ello no es de extrañar que tanto Matoaka (o Pocahontas, como prefieras llamarle) y otras mujeres de la tribu tuviesen tan destacados papeles en la historia de los Estados Unidos. Otro de los aspectos trascendentales de Matoaka es que tuvo contacto directo con los colonos ingleses desde sus primeros años de adolescencia. La historia local indica que la princesa tenía 12 años cuando conoció a John Smith y de inmediato quedaron flechados por la chispa del amor.

Llegada de los ingleses, primeros impasses y la emotiva reacción de Matoaka

Si bien la llegada de los colonos ingleses a suelo norteamericano fue un poco abrupta, los residentes indígenas locales no vieron ello con malos ojos en primera instancia. Cabe destacar ante esto que probablemente los ingleses hayan tenido un poco más de ‘moderación’ que otros conquistadores europeos. Si algo tenían los indígenas norteamericanos era la astucia y la habilidad para cerrar tratos. Así que vieron la llegada de los ingleses a su localidad como una oportunidad perfecta para hacer intercambio de bienes y recursos materiales, puesto que gracias al comercio con ellos podían obtener armas como hachas y cuchillos de “última generación”.

Sin embargo, las continuas llegadas a través de la bahía de Chesapeake causaron incomodidad en los indígenas. Poco a poco se fue incrementando la tensión en la región y así se condujeron directamente al punto de caer en los enfrentamientos y asedios. Allí fue cuando Pocahontas comenzó a tener protagonismo, puesto que tras sus continuas visitas al campamento de ingleses terminó enamorándose de uno de ellos. Smith, el amado de Pocahontas, fue capturado por los indígenas y condenado a muerte por parte del padre de la chica. Fue entonces cuando ella decidió interceder por su vida ante la frialdad de su progenitor, rogándole que le perdonase la vida y le diera una nueva oportunidad.

MATOAKA 3
Intercedió ante su padre para evitar la muerte del capitán inglés John Smith (Foto de ABC)

Una controversial historia de amor

Smith estaba agradecido ante la princesa Matoaka por haber salvado su vida, por lo que sentía que de una u otra manera debía corresponderle a dicho favor. Sin embargo, en el había algo más que simple agradecimiento, puesto que también desarrolló atracción y amor por la princesa. A la par de ello, la relación entre los indígenas y los ingleses se iba deteriorando con el paso del tiempo. Al final de todo ello, no terminaría casándose con Smith, sino con otro chico llamado John Rolfe.

¿Cómo conoció Pocahontas a Rolfe? Pues en 1613 fue secuestrada y llevada hasta Jamestown con el objetivo de intercambiarla por un grupo de esclavos ingleses. Pese a que se encontraba en cautiverio, recibió un buen trato, se le introdujo al cristianismo y fue bautizada con el nombre de ‘Rebecca’. Se casaron en 1614 y la unión matrimonial de ambos sirvió para poner fin al conflicto entre las partes.

El trágico final de la princesa Pocahontas

Rolfe era su esposo y siempre se mantuvo a su lado, aunque muchos llegaron a comentar de un posible desliz amoroso de Pocahontas con su primer amor: John Smith. Luego de varios años sin tener ningún tipo de contacto, Pocahontas y Rolfe se trasladaron hasta Inglaterra, donde ella se encontraría nuevamente con Smith y al parecer llegaron a desarrollar una especie de romance. Sin embargo, esta teoría aún no ha sido confirmada por los historiadores.

Allí en Inglaterra nació su hijo con Rolfe, sentó bases de hogar y vivió hasta los últimos días de su vida. En 1617 tomó la decisión de regresar a su aldea natal, pero cuando viajaba en barco a la localidad cayó gravemente enferma. Al cabo de unos pocos días, falleció por una enfermedad que nunca se detectó, aunque se sospecha que pudo haber sido viruela, difteria o tuberculosis. Su fecha de deceso fue 21 de marzo de 1617, cuando tenía apenas 21 años de edad. Indudablemente, un trágico desastre amoroso.

POCAHONTAS 4
La princesa Pocahontas falleció a los 21 años de edad, víctima de una enfermedad que le descompensó en pocos días (Foto de Vanidades)

La vida de Pocahontas se apagó más temprano de lo que debía. No llegó a casarse con el hombre que tanto amó desde el primer momento, no disfrutó a su hijo como era debido y tampoco tuvo la oportunidad de volver a casa y recorrer por última vez su pueblo natal. Un trágico final que dista muchísimo del que se ha mostrado en el largometraje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *